Republica Dominicana

Historia

La Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (CORAASAN), es creada mediante la Ley Orgánica 582 del 4 de abril del 1977, producto  de la necesidad de ampliación del primer acueducto de la ciudad de Santiago, debido al crecimiento habitacional de la población; era de prioridad manejar la operación, administración y comercialización del acueducto para elaborar y ejecutar los planes de distribución de agua potable, recolección y tratamiento de las aguas residuales de la ciudad,  manteniendo y ampliando los sistemas de acueducto y alcantarillado sanitario.

Es importante aclarar que antes de la creación de CORAASAN, existían otros acueductos construidos en diferentes épocas, como en la colonial, en el Santiago ubicado en Jacagua, pero este fue destruido por un terremoto ocurrido en 1562. A partir de entonces fue trasladado a orillas del río Yaque del norte, en los terrenos del actual.

Para 1915 se construyó el primer acueducto moderno, inaugurado el 13 de diciembre de ese mismo año. En 1930 fue ampliado en las redes de distribución con la construcción de dos tinas abiertas al pie del Cerro del Castillo donde está hoy el Monumento a los Héroes de la restauración.

La firma norteamericana Lock Join Pipe construyó un acueducto compuesto por  una toma de filtros de arena con capacidad para suministrar dos millones de galones por día, en el año 1946.

Para 1959 se comienza la ampliación y rehabilitación del acueducto de Santiago, debido al crecimiento de la población.  Esta construcción se paraliza en el 1962 y se concluye en el 1963 en el gobierno de Juan Bosch.

Para este acueducto se construyó una obra de toma directa con desarenador simple en el sitio denominado Las Charcas a la orilla del río Yaque desde donde se traían las aguas por gravedad a través de 6 kilómetros  de tuberías de 30 pulgadas de asbesto cemento hasta Nibaje que fue el sitio elegido para la ubicación de la planta de tratamiento con capacidad para aportar a Santiago ocho millones de galones por día. Esta fue la primera planta con tratamiento completo que se hizo a base de filtración rápida y sedimentación acelerada con la aplicación de sulfato de aluminio.

En esta misma fecha se construyeron los primeros tanques cerrados para almacenamiento (uno de hormigón en Los Cerros de Gurabo, otro metálico en La Zurza y uno de hormigón en el ensanche Espaillat, que nunca funcionó por grandes filtraciones. En ese entonces, se comenzó a suministrar agua a las comunidades de Moca y Licey. Además, se hizo una pequeña obra de toma directa del río en Nibaje para garantizar un buen suministro de agua cruda a la planta de tratamiento.

Para el 1972, ya el acueducto ameritaba otra ampliación, la cual se realiza en 1975 por la firma italiana Italconsult. Se levantó una nueva obra de toma por bombeo en el río Yaque en Pastor y otra planta de tratamiento en Nibaje con capacidad para 25 millones de galones de agua por día.

Además, se remodeló la planta existente llevándola de 8 a 10 millones de galones por día y se incrementó la red de distribución con la instalación de nuevas tuberías y la construcción de tanques de almacenamiento con capacidad para 11 millones de galones y se concentra en un solo bombeo el suministro de agua a la ciudad.

Las continuas ampliaciones de la ciudad entre 1977 y 1992 hacen necesaria la instalación de bombeos de relevo para llevar el agua a los lugares más lejanos y altos con respecto a la ubicación de la planta de Nibaje.

En el año 1981 se pone en funcionamiento la planta de aguas residuales de Rafey y para este mismo año se planifica la construcción del actual edificio administrativo.

Para 1992 ya se contaba con 16 de estas estaciones, lo que trajo como consecuencia alzas en las facturas por consumo de energía eléctrica, elevándose a casi RD$ 3,000,000.00 el pago mensual a la Corporación Dominicana de Electricidad por este concepto y un aumento exagerado en el costo de operación y mantenimiento de los sistemas instalados.

Las turbiedades y la contaminación alarmante de las aguas del río Yaque, unidas al deficitario servicio de energía eléctrica provocados por los constantes apagones, hacen que el suministro de agua a la ciudad se torne precario, llegando a ser casi imposible abarcar a toda la población aun sectorizando por horas la distribución.

Por estas razones y por la difícil situación que atravesaba la cuidad de Moca en cuanto al suministro de agua potable se aprueba la ampliación del acueducto de Santiago con la construcción en 1994 del ACUEDUCTO CIBAO CENTRAL con una capacidad para suministrar 125 MGD para Santiago, Licey, Tamboril, Moca y zonas circundantes.

Esta ampliación contó con una obra de toma por gravedad en la presa de Bao y otra por bombeo en el embalse de López que suministra el agua a una planta de tratamiento ubicada en La Noriega con capacidad de 91 MGD y otra en La Dura de Moca para suministrar 34 MGD.

Se añadió a la red de distribución la construcción de 6 tanques de almacenamiento y se puso a trabajar el sistema “en cabeza”. En la actualidad, se suministran 134 MGD a una población de más de 700 mil habitantes.

El crecimiento de la ciudad de Santiago, la pavimentación y arreglo de sus calles en la década de 1990 obligaron a CORAASAN a prestar una mejor y más rápida atención al mantenimiento de las redes corrigiendo las fugas y reparando las excavaciones en el menor tiempo posible.

Conjuntamente con las ampliaciones realizadas durante estos años en el suministro de agua potable, CORAASAN realizó casi a la par la instalación de un alcantarillado sanitario moderno y cuenta con plantas de tratamiento de aguas residuales en Rafey y plantas periféricas en La Lotería, Cienfuegos, Los Salados, El Embrujo y Tamboril, que permiten darles tratamiento a más de 40 MGD de las aguas residuales, lo que ayuda a mejorar la potabilidad de las aguas del río Yaque del Norte.

En Mayo de 2005 la institución puso en operación un nuevo sistema de acueducto que abastece más de 70 mil personas residentes en 20 barrios y comunidades de la zona suroeste de la ciudad, entre los que se encuentran Bella Vista, Reparto Peralta, La Herradura, La Otra Banda, Barrio Nuevo-La Herradura, Loma de la Tayota, San Rafael, Villa Liberación, Pastor, La Yaguita de Pastor, entre otros. Esta obra fue levantada con una inversión de 125 millones de pesos.
A principios del 2006 se puso en operación otra planta de tratamiento de agua potable en La Noriega, con una capacidad de 23 MGD para  mejorar el servicio a los municipios de Licey al Medio, Tamboril, Puñal y de toda la zona sur de la ciudad, Villa Magisterial, Vista Linda, Los Girasoles y la avenida Yapur Dumit.

Con el transcurrir de estos últimos años se han ido sustituyendo tuberías matrices en toda la ciudad para mejorar el suministro de agua, incluyendo una en polietileno en la avenida Rafael Vidal; además la construcción de colectores de aguas residuales que conducen estas hasta las plantas de tratamientos y así disminuir la contaminación ambiental.

A principio del 2015 se inició la construcción de la planta de tratamiento de agua potable de Cienfuegos.

En el 2017 se dio el traspaso de los Acueductos de la provincia operados por INAPA.




Tamaño letra

Contraste

Otros